Nov 17, 2018 Last Updated 5:38 PM, May 25, 2018

Revista de Divulgación en Neurociencias y RehabilitaciónISSN 2530-6006

Editorial

Rehabilitación de Tercera Generación

Rehabilitación de Tercera Gen…

Las profesiones que se integran dentro de las ciencias de rehabilitación han at...

Recuperación Funcional (4)

Una de las nuevas tendencias en la rehabilitación y fisioterapia es la “imaginería motora” y la “observación de acciones” como etapa previa a la realización de un ejercicio o actividad concreta. Cuando hablamos de imaginería motora hacemos referencia al hecho de que una persona utilice su imaginación para recrear en su mente un movimiento, acción o ejercicio determinado. En la situación de la observación de acciones, por el contrario se expone a una persona a observar cómo otra persona realiza un movimiento, acción o ejercicio. Analizamos a continuación hallazgos interesantes relacionados con estas cuestiones.

En el ámbito de la rehabilitación está muy de moda la cuestión de la “imaginería motora”. Utilizando la imaginación, se le expone a un movimiento que no puede realizar físicamente por diferentes motivos o que le provoca dolor. Por otro lado, en algunos casos de patología neurológica, en los que el paciente presenta sus extremidades en buen estado pero ha perdido la capacidad de integrar correctamente la información en su cerebro imposibilitando la ejecución del movimiento, la imaginería se utiliza para generar la activación de las áreas cerebrales que han perdido su función imposibilitando los movimientos.

"La imaginería motora y observación de imágenes consiguen activar circuitos neuronales"

Lo que se ha visto hasta ahora es que el entrenamiento por medio de estas estrategias de imaginería motora y observación de imágenes consigue mejorar la situación del paciente.

Es por eso que, en un intento de entender estos procesos cerebrales tan complejos, se plantean investigaciones con tecnologías que nos ofrezcan imágenes funcionales que permitan visualizar la activación del cerebro. De esta manera podemos por ejemplo observar las zonas que se activan en el cerebro al realizar un movimiento puesto que aparecerán resaltadas con colores en las imágenes cerebrales.

Desde principios de los años 90 se han realizado estudios basados en imágenes funcionales del cerebro investigando estas cuestiones, y como siempre, hay algo de controversia.  

Utilizando esta tecnología se ha querido observar qué ocurre en el cerebro de una persona cuando realiza una acción, y del mismo modo se ha querido observar qué ocurre cuando simplemente se imagina una acción o cuando se observa una acción. Se quiere averiguar qué zonas son las que se activan en cada una de estas situaciones y si además son zonas similares o no.

Esta cuestión nos podría ayudar a justificar la utilización de estas estrategias en rehabilitación. Puesto que si se activan zonas similares cerebrales cuando realizamos una acción y cuando simplemente la imaginamos, esto nos daría la explicación de por qué lo que estamos haciendo con los pacientes funciona.

Hay investigadores que  han encontrado circuitos neuronales superpuestos, es decir activación a la vez de las áreas motoras, de las áreas sensoriales (necesarias para que se pueda producir un movimiento correcto) y de las áreas de asociación entre ellas. En concreto, algunos autores hacen referencia a las neuronas espejo, que son parte de la red neuronal que conecta áreas sensoriales y motoras, y  que se activan tanto con la observación de acciones como con la ejecución de las mismas. Otros autores indican que no existe la misma activación neuronal, y que depende de la acción motora en sí misma (si la acción tiene un sentido determinado, y si además se acompaña de un objeto o no) y también depende de la técnica utilizada (imaginería, observación de imágenes).

"La observación de imágenes activa circuitos neuronales similares a los que activa la ejecución del movimiento"

Una reciente investigación desarrollada por Balconi, trata de analizar qué pasa en el cerebro cuando se imagina, se observa y se realiza una acción utilizando las manos. Con las manos podemos hacer gestos utilizando algún objeto ( escurrir una esponja, o cortar con unas tijeras por ejemplo) o  simplemente gestos sin objeto (levantar el pulgar para decir “ok”, o decir stop con la palma abierta por ejemplo). Inicialmente se observó un video del gesto, y posteriormente se procedió a su ejecución o a su imaginación. Comparando estas tres situaciones, se obtuvo una mayor activación neuronal de las áreas motoras cuando se ejecutaba el movimiento. Las áreas de asociación sensoriales del córtex se activaban más al realizar el gesto y al observarlo que solo con su imaginación. Estas áreas son las encargadas de integrar la información visual y la información sensitiva (de dónde se encuentra ubicado nuestro cuerpo en el espacio). Pero además descubren algo muy interesante, y es que no se aprecian diferencias en la activación cortical tanto si se realizan gestos con objeto como si se realizan sin objeto, pero siempre obteniendo una menor activación con la imaginería motora respecto a la similar y mayor activación que ocurre al observar o realizar los movimientos.

Conclusión:

Disponemos de una herramienta muy útil para la rehabilitación del daño neurológico que es la imaginería motora, pero sería muy interesante incluir además en los tratamiento la observación de las acciones que se quieran trabajar, puesto que genera una activación neuronal mucho mayor que la imaginería, y además se consigue la activación de zonas corticales similares a las que se activarían al realizar la acción motora y que no se activan solo con la imaginería motora. De esta manera se trata de conseguir una activación cerebral lo más próxima a la realidad posible.

 

Fuente: Balconi M, Crivelli D, Cortesi L. Transitive Versus Intransitive Complex Gesture Representation: A Comparison Between Execution, Observation and Imagination by fNIRS. Appl Psychophysiol Biofeedback. 2017 Jun 6. doi: 10.1007/s10484-017-9365-1.

Fuente de la imagen: Imagen creada por Neurorehabsnews.com con fines únicamente ilustrativos

Autora: Alba Paris-Alemany        Edición: Juan Manuel García Bechler

Para citar este artículo: Paris-Alemany A. Imaginería Motora vs Observación de Imágenes. ¿Cómo activar más el cererbro?. NeuroRehab News 2017 nov; 2 (1): e0027.

La terapia de observación de acciones, es un tratamiento que se basa en la observación de una acción realizada por otro individuo. Este tratamiento, desde el punto de vista neurofisiológico se fundamenta en la activación de las neuronas espejo. Investigaciones realizadas con neuroimagen describen que durante la observación de acciones se activan áreas de la corteza premotora, motora primaria y parietal, siendo estas determinantes en la ejecución y planificación del movimiento. Es importante destacar que la activación de estas áreas durante la terapia de observación es similar a la que se produce con la ejecución del movimiento.

Diversos estudios han demostrado que la terapia de observación de acciones es una forma efectiva de aprender o mejorar el rendimiento de una habilidad motora específica. Investigaciones recientes muestran que la terapia de observación de acciones facilita el aprendizaje motor y la construcción de la memoria motora. Este tipo de tratamiento ha sido utilizado con éxito tanto como una herramienta de rehabilitación (en enfermedades neurológicas y musculoesqueléticas) y en el entrenamiento deportivo. Evidencia reciente describe el potencial que puede tener este tratamiento sobre trastornos del lenguaje.

La terapia de observación de acciones es aparentemente un tratamiento sencillo, sin embargo, tiene requerimientos muy exigentes en cuanto a la atención que debe mantenerse sobre la tarea. Por otra parte, es necesario que los pacientes tengan una actitud cooperativa y tengan un buen cumplimiento con el tratamiento.

Fuente:

- Buccino G. Action observation treatment:a novel tool in neurorehabilitation. Philos Trans R Soc Lond B Biol Sci. 2014 Apr 28;369(1644):20130185. doi: 10.1098/rstb.2013.0185.

 

Fuente de la imagen: imagen de NeuroRehabsnews.com con fines únicamente ilustrativos.

Autores: Alba París  y Roy La Touche

 

Para citar este artículo: Paris-Alemany A, La Touche R. Terapia de Observación de Acciones. NeuroRehab News 2016 dic; 1 (1): e0018

La investigación sobre las neuronas espejo explica en detalle los mecanismos de actuación de la corteza cerebral ante la observación de una acción. A partir de este aspecto, surgen múltiples estudios que intentan dilucidar otras funciones de las neuronas espejo dentro del análisis de la actividad y función motora. Un hallazgo de investigación interesante descrito por Marco Iacononi y colaboradores mostró la influencia del contexto (una situación ambiental habitual) en la representación cerebral de una actividad motora. Para la realización de la investigación se reclutaron a 23 participantes y les mostraron diversos videoclips que representaron básicamente tres acciones, a) contexto (un desayuno); b) acción (sujetar y dejar una taza de té) y; c) intención (la mezcla de la acción y el contexto). Mientras se observaron los videoclips se monitorizó la actividad cortical mediante neuroimagen con resonancia magnética funcional.

Los resultados obtenidos describen una activación de las neuronas espejo en el área premotora (región cerebral encargada de la planificación del movimiento) y en el área frontal inferior (influye sobre la toma de decisiones) evocado por las imágenes de los videoclips incluyendo las del contexto. Parece ser que la observación de una acción en un contexto específico conlleva el reconocimiento de una cadena de actos motores que se tienen que llevar a cabo para lograr una meta concreta (tomar una taza de té  durante el desayuno). Los resultados de estudio muestran que la activación cortical más fuerte se presento en la corteza frontal inferior en el acto de "sujetar la taza" en comparación con la intención de "dejar la taza". Según los autores del estudio, este hecho podría deberse a un sistema de codificación neuronal de la actividad motora mediante secuencias de intención que podrían establecerse dentro de procesos de apredizaje de actividades que se realizan de forma habitual.  Es posible que la codificación cerebral de la información relacionada con una intención (contexto/acción motora) implique la activación de las neuronas espejo que estarían desarrolando una función de reconocimiento de una acción observada.

Los resultados sugieren que las neuronas espejo del área premotora y frontal inferior podrían estar involucradas no únicamente en el reconocimiento de una acción concreta, también tendrían una función en la compresión de las intenciones motoras a través del análisis del contexto. Este estudio nos lleva a plantear la reflexión de la importancia que tendría el contextualizar los tratamientos de los pacientes como medio para facilitar el aprendizaje de una función motora y mejorar la funcionalidad según las actividades de la vida diaria.

Fuente:

- Iacoboni M, Molnar-Szakacs I, Gallese V, Buccino G, Mazziotta JC, Rizzolatti G. Grasping the intentions of others with one's own mirror neuron system. PLoS Biol. 2005 Mar;3(3):e79.

Fuente de la imagen:

- Iacoboni M, Molnar-Szakacs I, Gallese V, Buccino G, Mazziotta JC, Rizzolatti G. Grasping the intentions of others with one's own mirror neuron system. PLoS Biol. 2005 Mar;3(3):e79.

Autor: Roy La Touche    Edición: Héctor Beltrán Alacreu

Para citar este artículo: La Touche R. La Importancia del Contexto en la Actividad Motora. NeuroRehab News 2016 dic; 1 (1): e0016

El campo de la Neurociencia, gracias a sus recientes investigaciones, ha aportado numerosas técnicas para la neurorehabilitación. Dos de ellas son la Imaginería Motora y la Observación de Acciones. Primero, la Observación de Acciones se define como la simulación mental, y a tiempo real, de los movimientos que el observador percibe visualmente. Segundo, la Imaginería Motora se define como la imaginación de un movimiento o acción sin la ejecución real del mismo. Se ha demostrado que la imaginación de un movimiento activa, prácticamente y de manera muy similar, las mismas áreas cerebrales que al realizarlo. Esto fue demostrado recientemente en 2015 por Wolfgang Taube el cual es profesor asociado en la Universidad de Ciencias del Deporte de Friburgo (Suiza) donde además, demostró que si se combinan ambas técnicas, los efectos sobre el organismo son mayores (Taube et al., 2015).

Los efectos que estas técnicas pueden tener sobre el organismo son: en primer lugar, una activación del Sistema Nervioso Autónomo Simpático excitatorio, demostrado por Collet en 2013. Mediante la Imaginería Motora y la Observación de Acciones se producen cambios similares a los que se producen cuando nos movemos, como un aumento en la frecuencia cardiaca y respiratoria, un incremento de la conductancia de la piel y una elevación de la temperatura corporal (Collet et al., 2013). En segundo lugar, ambas técnicas pueden tener efectos en la disminución del dolor en personas con dolor crónico debido ya que ambas herramientas consiguen visualizar o simular acciones sin dolor creando cambios neuroplásticos adaptativos a nivel central pudiendo provocar una disminución  del dolor tal y como demostró Coslett en 2010 (Coslett et al., 2010). Finalmente, Franke demostró en 2014 que si durante un proceso de inmovilización se aplica la Imaginería Motora y la Observación de Acciones se pueden reducir los efectos adversos que esta acarrea, tales como la pérdida de movilidad, el detrimento de la fuerza o la disminución de la masa muscular. (Frenkel et al., 2014).

En conclusión, los avances en la investigación en el campo de la Neurociencia permiten el desarrollo de nuevas técnicas de tratamiento que parece tener un gran efecto sobre los pacientes y sobre la mejora del movimiento de los mismos.

 

Fuentes:

-Taube W, Mouthon M, Leukel C, Hoogewoud HM, Annoni JM, Keller M. Brain activity during observation and motor imagery of different balance tasks: An fMRI study. Cortex. 2015;64:102–14.

-Collet C, Di Rienzo F, El Hoyek N, Guillot A. Autonomic nervous system correlates in movement observation and motor imagery. Front Hum Neurosci. Frontiers Media SA; 2013;7:415.

- Coslett HB, Medina J, Kliot D, Burkey A. Mental motor imagery and chronic pain: the foot laterality task. J Int Neuropsychol Soc. 2010;16(4):603–12.

-Frenkel M, Herzig D, Gebhard F, Mayer J, Becker C, Einsiedel T. Mental practice maintains range of motion despite forearm immobilization: A pilot study in healthy persons. J Rehabil Med. 2014;46(3):225–32.

Fuente del vídeo: vídeo de NeuroRehabsnews.com con fines únicamente ilustrativos.

Autor: Ferran Cuenca Martínez     Edición: Roy La Touche

Para citar este artículo: Cuenca-Martínez F. Imaginería Motora y Observación de Acciones, Nuevos Modelos en Neurorehabilitación. NeuroRehab News 2016 dic; 1 (1): e0017