Sep 20, 2019 Last Updated 4:58 PM, Feb 24, 2019

Revista de Divulgación en Neurociencias y RehabilitaciónISSN 2530-6006

Editorial

El Movimiento como Eje Fundamental de la Rehabilitación

El Movimiento como Eje Fundame…

Históricamente las disciplinas profesionales asociadas a las ciencias de la reh...

Carga la Batería de tu Tendón Ejercitándolo.

Publicado en Patología y Ejercicio
Visto 603 veces
Valora este artículo
(2 votos)

Lo primero que debemos saber es que se denomina tendón a la parte  final del músculo que se une con el hueso. Teniendo este concepto claro, podríamos continuar preguntándonos qué es la tendinopatía.

Latendinopatía se puede definir como un proceso de enfermedad o daño en el tendón, que puede ir acompañado o no de inflamación y se debe principalmente a movimientos repetidos que van dañando progresivamente el tendón. 

Es importante tener claro que en esta patología la carga es clave para la rehabilitación y la mejora, especialmente en deportistas. Pero, ¿qué se entiende por carga? Se define como la cantidad de energía acumulada en un cuerpo. Esto quiere decir que el tendón necesita que le demos peso, apoyo e impacto para que pueda almacenar y liberar energía, generando así una respuesta en el cuerpo. Un ejemplo claro sería imaginarnos el tendón como una goma elástica, la cual al ir estirándola, de manera controlada y dentro de unos límites para no romperla, va almacenando fuerza que luego te devuelve en forma de movimiento. El tendón es una estructura que debe ser capaz de adaptar en todo momento su forma y función con distintas cargas, puesto que en el día a día puede verse sometido a diferentes tipos defuerzas que debe contrarrestar de forma inesperada. 

“El tendón es una estructura que debe ser capaz de adaptar en todo momento su forma y función con distintas cargas"

No obstante, cada tendón se adapta para resistir cargas diferentes según su situación en el cuerpo. Por ejemplo, los tendones de las piernas están más acostumbrados a trabajar frente a fuerzas de tracción, es decir, frente a esfuerzos a los que se somete una articulación que presenta dos fuerzas opuestas con el fin de separarla o estirarla. Sin embargo, los tendones de las muñecas se adaptan principalmente, para resistir fuerzas de fricción, las cuales hacen referencia al roce que se produce entre dos articulaciones que están en contacto.

Las células de los tendones se denominan “tenocitos”, que se caracterizan por estar recubiertos de una capa protectora, apareciendo en mayores o menores cantidades en función del tipo de movimiento y fuerza a la que se ve sometido el tendón. Dicha capa aumenta cuando el tendón debe repararse o cicatrizar. Este es el momento en el que debemos tratar el tendón que esté lesionado con el fin de que, durante este proceso de reparación, genere los cambios que nos interesan en su estructura y en los tejidos de alrededor. Teniendo esto claro, los estudios muestran que la relación entre la cantidad defuerza que se da al tendón y la respuesta que se obtiene, depende de aumentar las tensiones o las repeticiones del movimiento.

Por otra parte, cabe resaltar que los tendones participan en el proceso de dolor. Por este motivo, se pueden generar dolores crónicos cuando se ve afectado un tendón. Y, ¿cómo se puede llegar a este punto? En el tendón tenemos estructuras nerviosas que informan a nuestro cerebro de la presencia de dolor. Pues bien, cuando se produce unatendinopatía, se está enviando al cerebro información de que hay un peligro en el tendón que puede estar dañándolo, al tiempo que los tenocitos que veíamos anteriormente liberan sustancias inflamatorias para intentar solucionar el daño que se está generando. En este punto, si se mantiene mucho tiempo la sensación dolorosa, el cerebro recibe constantemente que hay un peligro y empieza a enviar cada vez más señales dedolor con el fin de ayudar. Sin embargo, esto lo que hace es que si antes solo teníamos un camino para informar sobre el dolor, ahora tendríamos más caminos nuevos por los que también empieza a ir el dolor. Esto genera un exceso de dolorque no nos resulta útil y deja de servirnos como protección. Todo este proceso es el que genera las tendinopatías crónicas.

Actualmente, lo habitual es que las tendinopatías lleguen a los sanitarios en forma de tendinopatías crónicaspuesto que en las primeras etapas, los cambios que sufre el tendón no suelen producir síntomas en los pacientes. Es en etapas más avanzadas cuando el tendón que ha ido afectándose progresivamente, ante algún aumento de la carga espontáneo, genera síntomas en los pacientes.

¿Qué tratamiento es el más eficaz en una tendinopatía?

Hoy en día, todavía resulta una patología difícil de abordar puesto que varía mucho según los factores externos (actividad física, situación familiar, situación laboral…) y los internos (miedos, pensamientos negativos, estrés…) de cada individuo. Es fundamental que el sanitario que valore al paciente haga una evaluación muy completa de la situación concreta de la persona que tiene delante. 

“ El ejercicio prescrito de forma controlada y específica según el tendón afectado permite que este reorganice su estructura de forma correcta, y además, disminuye la actividad de los tenocitos ”

No obstante, una vez que se conoce bien a la persona y el problema que la acompaña, debemos tener claro que son muchos los estudios que confirman que el tratamiento más importante para lastendinopatíases el ejercicio con cargas apropiadas. Stig Peter Magnusson del Instituto de Medicina Deportiva de la Universidad de Cophenague, es uno de los profesionales dedicado a investigar la estructura y función de los tendones en diferentes situaciones, así como los efectos del ejercicio sobre ellos.

El ejercicio prescrito de forma controlada y específica según el tendón afectado permite que este reorganice su estructura de forma correcta, y además, disminuye la actividad de los tenocitos. Por tanto, si los tenocitos actúan menos, se liberan menos sustancias inflamatorias en la zona. En numerosas investigaciones sobre el ejercicio, como algunas de la Dra. Kelly M Naugle, especializada en educación física y ciencias del deporte y en ejercicio, se ha demostrado que también tiene un efecto analgésico, es decir, alivia el dolor.

Por otro lado, cabe destacar la importancia de tratar la función del músculo y no solo el tendón de forma aislada puesto que, al ir unidos tendón-músculo, en muchas ocasiones hay atrofia de la musculatura de la zona que rodea al tendón.

Como conclusión, el ejercicio es la técnica de tratamiento más eficaz para el tratamiento de tendinopatías ya que alivia el dolor, permite trabajar la fuerza de la musculatura debilitada y la carga que se le da al tendón en las distintas funciones del músculo. La carga debe aumentar progresivamente desde acciones muy aisladas a las más globales o específicas de las actividades físicas o deportes que realice la persona. 

 

Fuentes:

Scott A, Docking S, Vicenzino B, Alfredson H, Zwerver J, Lundgreen K, Finlay O, et al. Sports and exercise-related tendinopathies: a review of selected topical issues by participants of the second International Scientific Tendinopathy Symposium (ISTS) Vancouver 2012. Br J Sports Med 2013;47:536–544. 

Magnusson SP, Langberg H, Kjaer M. The pathogenesis of tendinopathy: balancing the response to loading. Nat Rev Rheumatol. 2010 May 23;6(5):262–8. 

Naugle KM, Fillingim RB, Riley III JL. A meta-analytic review of the hypoalgesic effects of exercise. The Journal of Pain 2012;13(12):1390-50.

 

Fuente de la imagen: imagen creada por Neurorehabnews.com con fines únicamente ilustrativos

Autores: Marta Díaz Sáez.        Editores: Alba París Alemany, Juan Manuel García Bechler

Para citar este artículo: Díaz-Sáez, M. Carga la batería de tu tendón ejercitándolo. NeuroRehab News 2019 feb; 3(1):e0054.

 

Descargar archivos adjuntos:
Marta Díaz Sáez

Fisioterapeuta. Máster Universitario en Fisioterapia Avanzada en el Tratamiento del Dolor. Investigadora novel en el Instituto de Neurociencias y Ciencias del Movimiento (INCIMOV). Es miembro del Grupo de Investigación Motion in Brains.

Social Profiles

LinkedIn