Apr 20, 2021 Last Updated 9:26 AM, Nov 4, 2020

Revista de Divulgación en Neurociencias y RehabilitaciónISSN 2530-6006

Editorial

Enseñanza online en Fisioterapia ¿Es posible?  Reflexiones en torno a la situación actual.

Enseñanza online en Fisiotera…

La grave crisis sanitaria que sufre el mundo actualmente a consecuencia de la CO...

El Movimiento como Eje Fundamental de la Rehabilitación

El Movimiento como Eje Fundame…

Históricamente las disciplinas profesionales asociadas a las ciencias de la reh...

El concepto de dolor nociplástico lo introdujo la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (International Association for the Study of Pain, IASP, por sus siglas en inglés) el 14 de diciembre de 2017 y lo definió como un dolor que surge de un procesamiento incorrecto de los receptores del dolor. Estos receptores se encuentran activados transmitiendo información al sistema nervioso a pesar de que, aparentemente, no hay ningún tejido en el cuerpo que se encuentre dañado.

El condicionamiento operante (CO), es un modelo de aprendizaje asociativo donde la probabilidad de ocurrencia de una conducta futura se encuentra modulada por las consecuencias provocadas por la misma. La denominación ‘operante’ surge porque el sujeto opera con el ambiente de manera activa emitiendo, o no, una conducta.

Vamos a hablar sobre la verdadera funcionalidad del dolor, seguro que alguna vez cuando has tenido alguna herida, te has indignado y te has preguntado porque tendríamos que sentir dolor, cuál es la finalidad y sentido de sentirlo, y que pasaría si no fueses capaz de sentirlo.

Durante los últimos años, se ha incrementado el conocimiento acerca de los trastornos de dolor crónico inexplicables, o inespecíficos. Se sabe que la mayoría de estos casos se caracterizan por una alteración en el procesamiento del sistema nervioso central.

¿Alguna vez te has preguntado qué es el dolor? René Descartes propuso un modelo explicativo intentando responder a esta pregunta y entender el funcionamiento y la finalidad del dolor. Su modelo Cartesiano se basa en que el dolor es una señal de alarma y afirma tres premisas; “Si no hay daño no hay dolor”, “Si hay daño hay dolor”, “A mayor daño mayor dolor”. Esta versión simplificada sobre el funcionamiento del dolor no es del todo correcta, ya que en la actualidad sabemos que el dolor es una experiencia que va mucho más allá de un input sensitivo y no tiene por qué haber daño en los tejidos para sentir una experiencia dolorosa.